Dos conceptos que muchas personas confunden con bastante asiduidad. Nos referimos a infertilidad y esterilidad. ¿Son lo mismo? La respuesta es no, por mucho que la gente pueda usarlos de manera indistinta. Cuentan con diferencias significativas que hay que conocer y diferenciar. Es por ello que nos gustaría aprovechar estas nuevas líneas de nuestro blog para explicarte cuáles son esos puntos que las separan. ¡Comenzamos!

Lo primero que queremos dejar claro es que la diferencia entre ambos términos es importante. Dependiendo de si se padece uno o el otro, los posibles tratamientos de reproducción asistida también variarán. Cada caso particular requerirá de una técnica en concreto.

Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre infertilidad y esterilidad?

La esterilidad

¿Sabías que la esterilidad está reconocida como una enfermedad del sistema reproductivo por la Organización Mundial de la Salud (OMS)? Afectan tanto a hombres como mujeres y se puede definir como la incapacidad de lograr un embarazo tras un año de relaciones sexuales frecuentes sin utilidad métodos anticonceptivos.

La esterilidad puede dividirse en dos grupos. Por un lado, nos encontraríamos con la esterilidad primaria, cuando no se ha conseguido un embarazo. En segundo lugar, es posible hablar de esterilidad secundaria, cuando no se logra un embarazo tras haber tenido hijos previamente.

La infertilidad

Ahora bien, ¿en qué se diferencia la infertilidad y esterilidad? Básicamente, en que la infertilidad se describe como una incapacidad para que un embarazo llegue a término. Del mismo modo, afecta a ambos miembros de la pareja y también es posible separarla en infertilidad primaria o secundaria.

Infertilidad y esterilidad: Principales causas

En lo que respecta a las mujeres, entre las causas más frecuentes de infertilidad y esterilidad, hay que destacar:

  • Desórdenes en la ovulación
  • Edad avanzada
  • Enfermedades crónicas como diabetes o problemas de tiroides
  • Endometriosis
  • Anomalías congénitas en el útero
  • Desequilibrios hormonales

También son varias las causas habituales que pueden causar infertilidad y esterilidad en el hombre. Destacamos las siguientes:

  • Trastornos hormonales que afecten a la formación de espermatozoides
  • Presencia de varices en los testículos
  • Obstrucción de los conductos seminales
  • Anomalías cromosómicas en el semen
  • Enfermedades crónicas como diabetes o desórdenes neurológicos
  • Enfermedades de transmisión sexual como sífilis