Se tiende a pensar que solo la mujer influye en la infertilidad de pareja, pero la fertilidad masculina supone el 50% de probabilidades de que se produzca un embarazo.

Como clínica de reproducción asistida en Madrid, uno de los servicios que ofrecemos es el de la criopreservación de esperma. Esta técnica está destinada a hombres que quieren mantener su capacidad fertilizante durante años.

 

Fertilidad masculina ¿qué supone?

La fertilidad del hombre juega el mismo papel que la de la mujer en los casos de infertilidad de una pareja.

Cuando no se consigue un embarazo, en un 50% de las ocasiones se debe a problemas que afectan a la fertilidad del hombre como varicocele, hipogonadismo, alteraciones genéticas, etc. En este artículo vamos a explicar qué es exactamente la fertilidad y qué la afecta:

  • La fertilidad masculina es la capacidad de fecundar que tiene un hombre y de que ese embarazo continúe su proceso. Lo que ocurre es que, si existen alteraciones en el hombre, los espermatozoides no fecundan el ovocito, no se forma el embrión y no se produce el embarazo.

 

¿Qué factores afectan?

El primero de ellos es la edad, al igual que en las mujeres, aunque en ellas el deterioro comienza antes: a los 35 años, y a los 55 en el caso de los hombres. Además, la edad avanzada del varón también incrementa las posibilidades de sufrir un aborto o que se produzcan alteraciones cromosómicas en el feto.

La infertilidad masculina puede deberse a varios factores como:

  • Baja producción de esperma: también conocida como oligospermia, es una de las causas más habituales de infertilidad masculina. Al producirse poca cantidad de espera, las probabilidades de que fecunde el óvulo quedan mermadas de manera significativa.
  • Anomalías en el esperma y su función: la dilatación con presencia de varices, o varicocele, de las venas del cordón espermático. Esto impide que la sangre circule correctamente, alterando el número, morfología y movilidad de los espermatozoides.
  • Obstrucciones que impiden la salida del esperma: un 15% de los hombres con problemas de infertilidad no expulsa espermatozoides en la eyaculación. Esto se conoce como azoospermia y su causa puede ser hormonal o de obstrucción de los conductos deferentes.
  • Problemas de salud crónicos y enfermedades: en caso de necesitar tratamientos quirúrgicos, médicos y radioterapéuticos, muchos hombres deciden acudir a nuestro centro para congelar su esperma y poder así tener descendencia más adelante.
  • Estilos de vida poco saludables: una dieta alta en grasas y azúcares influirá de manera negativa en la fecundidad. Lo mismo ocurre con el consumo de alcohol, tabaco y drogas como, por ejemplo, la marihuana. El consumo de cannabis afecta a todos los parámetros seminales: cantidad, movilidad y morfología, y disminuye notablemente las posibilidades de conseguir un embarazo.
  • Aunque también se ha visto que en el caso de deportistas de élite, la práctica de ejercicio intenso y continuado puede disminuir los niveles de testosterona, realizar ejercicio moderado y regular es beneficioso para nuestra salud general. 
  • Respecto a la fertilidad y la práctica de ciclismo, los estudios no establecen relación con la calidad espermática, pero sí la asocian con disfunción eréctil hasta en un 13-14% de los hombres.

 

En resumen, cuando una pareja experimenta problemas para tener un hijo, tanto el hombre como la mujer deben someterse a pruebas que dictaminen dónde está el problema con el fin de hallar la mejor solución.

La infertilidad de la pareja se encuentra en:

  • Un 30% en la mujer
  • Un 30% en el hombre
  • Un 30% en factores adversos
  • El 10% restante tiene origen desconocido

Por lo tanto, ahora que ya conoces mejor cómo funciona la fertilidad masculina, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para ofrecerte la mejor alternativa para preservar tu fertilidad.