¿Realmente existe el llamado reloj biológico en las mujeres? La respuesta es un sí rotundo. Eso sí, cada vez son más y más las mujeres que deciden retrasarlo y apostar por una maternidad en edad avanzada. ¿Los motivos? Muchísimos y muy variados, desde decisiones personales hasta otras como el estilo de vida, responsabilidades laborales o circunstancias familiares.

Todo este cúmulo hace que España sea uno de los países en los que la edad media para tener hijos sea más elevada. Se sitúa por encima de los 32 años. Hay que tener presente que a partir de los 35 años de edad materna, las posibilidades de conseguir un embarazo de manera natural se van reduciendo poco a poco, lo que obliga a muchas mujeres a interesarse y apostar por las distintas técnicas de reproducción asistida.

El reloj biológico de la mujer y la maternidad en edad avanzada

Cuando hablamos de reloj biológico, nos referimos al momento adecuado de una mujer para concebir hijos de manera natural. Esto nos permite establecer que la maternidad en edad avanzada se sitúa a partir de los 35 años. En este sentido, no es lo mismo la edad reproductiva que el reloj biológico.

Como ya hemos dicho, el reloj biológico está relacionado con el deseo de ser madre. Este puede activarse desde la primera menstruación que es, precisamente, la barrera abre la etapa denominada edad reproductiva y que se cerrará años más tarde con la menopausia.

En cualquier caso y aunque es posible, la realidad sobre la reproducción nos indica que la fertilidad de la mujer empieza a disminuir a partir de los 35 años, pudiendo llegar a afectar a esa capacidad reproductiva. De hecho, en algunos casos, es preciso apostar por un tratamiento de reproducción asistida para lograr que el embarazo llegue a buen término.

Como especialistas en este campo, nos gustaría recalcar en este post que retrasar el momento del embarazo y apostar por una maternidad en edad avanzada puede conllevar algunos riesgos, pese a que cada vez son más las mujeres que deciden hacerlo para ganar estabilidad física, emocional y económica antes de la llegada de su primer bebé.

Realmente, con una edad avanzada, algunos de los riesgos que podemos correr durante el embarazo y la maternidad son:

  • Hipertensión, diabetes gestacional o alteraciones en el tiroides
  • Mayor riesgo de embarazo múltiple
  • Complicaciones a la hora de obtener un embarazo natural satisfactorio. El motivo de esto es que se produce una disminución de la reserva ovárica
  • Embarazo ectópico
  • Mayor riesgo de alteraciones genéticas en el feto

Si tienes alguna duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte en todo lo que necesites.